viernes, julio 21, 2006

Que Poca... Memoria Fecal


Miércoles 19 de julio de 2006

  • Bartlett cuestiona que el panista descalifique a AMLO por pedir recuento de votos
Calderón no debe olvidar que chantajeó a Zedillo para quedarse con Huejotzingo

  • También Clouthier y Fox acudieron a los tribunales para que se limpiaran comicios
ANDREA BECERRIL

A Felipe Calderón Hinojosa no se le debe olvidar que, siendo presidente del Partido Acción Nacional (PAN), por encima de una resolución del tribunal electoral "chantajeó" al entonces presidente Ernesto Zedillo para quedarse con el municipio de Huejotzingo, que el blanquiazul perdió en el recuento de votos en 1996, e inclusive alentó la violencia en Puebla.

Testigo de los hechos, ya que era gobernador de esa entidad, el senador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Manuel Bartlett Díaz preguntó a Felipe Calderón: ¿cómo puede descalificar ahora la demanda de Andrés Manuel López Obrador de que se cuente voto por voto para limpiar una elección cuestionada por la mayoría de los mexicanos?

Bartlett narró esa historia "de chantajes y presiones", conocida como el Huejotzingazo, de la que él fue protagonista, y preguntó también "¿cómo puede Calderón hablar de respeto a las instituciones cuando no dudó en violentar una resolución de la autoridad electoral para conseguir por la fuerza una alcaldía?

"Habrá que recordar, también, que Manuel J. Clouthier organizó toda una estrategia de resistencia civil pacífica. ¿Con él sí valía; otros no tienen derecho a protestar y realizar marchas por resultados electorales que se consideran injustos?", agregó Bartlett.

Tampoco debe olvidarse, insistió, que Vicente Fox realizó protestas y acudió al tribunal electoral de Guanajuato cuando contendió por primera vez por la gubernatura de esa entidad y, en el caso de Felipe Calderón, "en 1996 no dudó en acudir al chantaje para obligar al gobierno federal a eludir el fallo del tribunal electoral de Puebla.

"Lo viví directamente, eran los tiempos en que se negociaba en la Secretaría de Gobernación la reforma electoral, y Calderón abandonó la mesa del diálogo hasta que logró que el PAN se quedara con la alcaldía de Huejotzingo."

Ahí, explicó Bartlett, había ganado la elección Acción Nacional, pero el PRI se inconformó, interpuso recursos, y el tribunal electoral anuló casillas y el candidato priísta fue declarado ganador.

Fueron varios meses de presiones, "y tanto Zedillo como Emilio Chuayffet -entonces secretario de Gobernación- reconocieron que el chantaje de Calderón fue insistente".

-¿Usted trató de oponerse a esa concertacesión?

-Claro, me negué muchas veces. Hasta que al final el propio Zedillo me pidió personalmente que, en aras de que saliera la reforma política, cediera y dejara que el PAN se quedara con Huejotzingo. Además, Calderón había creado un clima de confrontación, porque la alcaldía estaba tomada y él personalmente acudía a arengar a los panistas. ¿Eso es respetar las instituciones?

Condena la feroz campaña de linchamiento mediático contra López Obrador

El ex secretario de Gobernación consideró que la situación es muy tensa, como quedó demostrado ayer, cuando algunos ciudadanos increparon a Calderón, y dijo que empeorará si el panista insiste en presentarse como presidente electo.

"Es necesario también que el gobierno deje de estar martillando todos los días para generar la idea de que es un hecho consumado que Calderón será el presidente, porque eso irrita más a los muchos millones que no votaron por él."

Bartlett consideró que también es motivo de irritación "la feroz campaña de linchamiento mediático" contra López Obrador, así como "el trato de la información que dan las televisoras. Todo ello genera un clima de enfrentamiento" y demuestra que "el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tiene que hacer una labor de alto nivel político y revisar la elección".

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home